VEN A VIVIR UNAS FIESTAS PATRIAS DIFERENTES EN SIETELAGOS-PANGUIPULLI

Aro Aro Aro…

Se viene el dieciocho 

¡Pasemoslo mirando el Mocho!

Se viene una semana completa de feriado gracias a nuestras Fiestas Patrias y además de las empanadas, la chicha, el asado y los terremotos podemos aprovechar esta instancia para tomarnos unas mini vacaciones, descubrir nuevos paisajes y vivir nuevas experiencias.

¿Y sabes cuál es el lugar ideal para eso? 

¡Sietelagos-Panguipulli!

Aquí te contamos todo lo que puedes hacer este 18 si nos visitas.

 

¡Aventúrate!

Sietelagos-Panguipulli posee dos reservas y un parque nacional en los que puedes aventurarte por senderos de bosques nativos y selva valdiviana.

¿Te imaginas caminando entre Araucarias milenarias para llegar a un imponente glaciar, uno de los volcanes más activos del mundo como telón de fondo?

Esto es posible en el Parque Nacional Villarrica por su acceso sur, uno menos conocido por el sector de Los Cajones en Coñaripe. Aquí encuentras una de las araucarias más longevas del país, que requiere 10 personas para abrazar toda su circunferencia.     

Imagina ahora que al final del sendero te espera un imponente glaciar, teñido de negro por las cenizas de un volcán que siempre se mantiene activo. Imagina sentarte a los pies de este glaciar, cerrar los ojos, escuchar el silencio y respirar aire puro.

¿Y si imaginamos ese mismo silencio, ese mismo aire puro, pero en un mirador que nos entrega una vista privilegiada de bosques nativos y de un volcán de dos cabezas? La Reserva Mocho-Choshuenco, ubicada a solo unos kilómetros de la localidad de Choshuenco es el lugar ideal para conectarse con la naturaleza, para ser testigos de la flora y fauna local. Acompañados de tour operadores locales podemos ascender el glaciar y el volcán, cuya particularidad es tener dos cabezas: Mocho y Choshuenco.

 

¡Descubre!

Sietelagos-Panguipulli te da la oportunidad de descubrir.

¿Te imaginas conocer una cultura diferente, probar su gastronomía, vivir como uno más de ellos, entender su historia y cosmovisión?

En Sietelagos-Panguipulli puedes visitar el Fortín Mapuche, fuerte de resistencia de más de 500 años contra la colonización española. Imagínate tomar un rico desayuno, almuerzo, cena o simplemente una mateada dentro de una ruka mapuche y conocer una historia que, hasta hace unos años, se mantenía oculta.

¿Quizás te gustaría cabalgar por senderos inexplorados a la compañía de una familia mapuche que te invita a conocer sus saltos de agua, sus costumbres, su forma de vivir y cuyo territorio se extiende hasta los pies del Rukapillán (volcán Villarrica)? Entonce la Ruta Mili Mili es para ti.

Y si de rutas hablamos es imposible no mencionar a La Ruta Trawun, una red de emprendimientos con identidad mapuche que te entregan todo esto y mucho más.

¿Y si descubrimos una ruta Binacional?

En Sietelagos-Panguipulli te espera una moderna carretera completamente pavimentada, con paradas en miradores, bordeando el lago Panguipulli y con el volcán Mocho-Choshuenco de fondo, interminables bosques, cerros y explanadas del más hermoso verde.

Al final de este camino te esperan las barcazas Hua Hum y Puerto Fuy, en las cuales podemos hacer un viaje de una hora y media por toda la extensión del lago Pirehueico, entre montañas y bosques nativos, a bajo costo (el valor por pasajero no supera los 990 pesos chilenos).

Las barcazas cuentan con cafetería y una capacidad para 33 vehículos menores y cerca de 200 pasajeros. Un cómodo y maravilloso viaje hasta la localidad Puerto Pirehueico, la más remota de la comuna que conecta con el Paso Fronterizo Hua Hum y, desde allí, a solo 43kms la localidad transandina de San Martín de Los Andes. Un imperdible al visitar Sietelagos-Panguipulli, ¿qué mejor que tener unas vacaciones nacionales-internacionales en pocos días y a bajo costo?

Definitivamente un imperdible de quienes quieren descubrir más.

Relájate

Para muchos estos días de feriado son la oportunidad perfecta para desconectarse del estrés del trabajo y las grandes urbes.

Imagínate estar sumergido en aguas cálidas con propiedades sanadoras, cerrar los ojos y escuchar el canto de las aves, rodeado de naturaleza, sin preocupaciones, sin jefes ni horarios.

La Ruta Termal, el corredor de termas más grande de Sudamérica, y ubicado entre las localidades de Coñaripe y Liquiñe te puede entregar todo el bienestar y el relajo que al llegar a final de año necesitas. Además de pozones, pisicnas y tinajas de madera termales (¡completamente naturales!) algunas también ofrecen el servicio de restaurant, spa, alojamientos, baños de barro, entre otros.

La invitación es a pasar unas Fiestas Patrias distintas, a atreverse a hacer algo diferente.

¡Te esperamos!