RUTA TERMAL INVIERNO EN SIETELAGOS

TOMA UN RESPIRO Y RELÁJATE  EN EL CORREDOR TERMAL MÁS GRANDE DE LA CORDILLERA DE LOS ANDES

Ya llevamos medio año y el cansancio pasa la cuenta, la ciudad se vuelve gris, monótona y tu cuerpo ya lo siente. Te invitamos a imaginar… cierra tus ojos por un momento, levanta tu cabeza hacia el cielo, sientes una fresca y copiosa lluvia en tu rostro, tu cuerpo flota, te sumerges bajo el agua cálida y sientes como las burbujas suben por el contorno de tu cuerpo, imagina que tu única preocupación en este momento es lo que elegirás para cenar.

En el Sur de Chile, en la Región de Los Ríos, existe una comuna inmersa en naturaleza nativa, donde las aguas corren libres y los bosques aún respiran, Panguipulli – Sietelagos, ubicada en la columna vertebral de la formidable Cordillera de los Andes. En las laderas de uno de los volcanes más activos de Chile, brotan bajo tierra unas aguas muy conocidas por sus cálidas temperaturas y los beneficios que producen para el cuerpo humano.

El agua mineralizada y caliente de las “termas” se le atribuyen diferentes efectos para el cuerpo humano, se comenta que el baño en aguas termales aumenta la temperatura del cuerpo, matando gérmenes y posiblemente virus, aumenta la circulación sanguínea, la oxigenación, aumenta el metabolismo, ayuda a la digestión, normalizar las funciones de las glándulas endocrinas, así como el funcionamiento en general del sistema nervioso. Existiendo efectos inmediatos, como también a largo plazo, considerados como terapias. Las termas naturales son los mejores lugares para quienes buscan su bienestar personal, para quienes saben que sin un relajo o respiro serán una víctima más del stress que entrega la cotidianidad. Sus aguas se recomiendan como capaces de devolver la salud, el equilibrio y la armonía a quien confía en sus virtudes benéficas.

En Panguipulli – Sietelagos, existe un corredor termal que coincide con el corredor norte de la comuna, donde se encuentran las localidades de Coñaripe, puerta de entrada norte a la comuna  y Liquiñe, localidad a la cual se le otorgó el título de Ciudad Artesanal del Mundo por el Consejo Mundial de Artesanías, por el gran arte en madera que históricamente han realizado sus habitantes. Este corredor termal, de alrededor de 17 centros, con diferentes servicios y enfoques que se adecuan a las preferencias de cada visitante,  comparten algunas características en común, como lo es el origen natural de sus aguas; en algunos puntos de este corredor termal, las aguas brotan de la tierra con una temperatura que bordea los 79 °C; otros punto en común son la prístina naturaleza, los productos gastronómicos locales y las actividades que se pueden realizar al aire libre. Por esta razón nuestros centros termales con el tiempo se han ido consolidando como uno de los productos estrella en la comuna de Panguipulli.

Desde Coñaripe es posible visitar las siguientes termas: (al nororiente, por el camino que conecta al Parque Nacional Villarrica Sur) Termas Vergara, Termas Geométricas, Cofré y Termas El Rincón; (al sur oriente, camino hacia Liquiñe): Termas Quilalelfu, Termas Ecopellaifa, Termas de Coñaripe; (en el pueblo de Liquiñe y sus alrededores) Termas Manquecura, San Clemente, Punulaf, Termas Liquiñe, Termas Río Liquiñe, Termas Rayenco, Termas Trafipán,  Termas Carranco y Termas Hipólito Muñoz.

Este invierno ven a relajarte al Sur de Chile, donde tus anhelos se hacen realidad, visita la Ruta Termal en Sietelagos Panguipulli.

Para más información visita www.sietelagos.cl/rutatermal o alguna de las 5 oficinas de Informaciones de la Municipalidad de Panguipulli abiertas en la comuna.