Panguipulli 

El pasado de la ciudad

Panguipulli, “Tierra de Leones” en mapudungun, la lengua de sus habitantes originarios, fue fundada oficialmente en 1946, aunque existen registros escritos de su nombre que datan del año 1776 y se registra la llegada del primer poblador, Guillermo Angermeyer, en el año 1885. Posteriormente, en 1903, llega una misión de sacerdotes capuchinos, quienes se establecieron en el lugar, construyendo escuelas, internados y una iglesia, construida en 1947 por obra del padre Bernabé de Lucerna.

Panguipulli vivió su época de esplendor con el auge de la explotación maderera tras la construcción del ramal ferroviario, hoy ya no existente. Actualmente está viviendo un nuevo auge, debido al creciente turismo fomentado por su geografía y los centros turísticos de los alrededores.

Sietelagos Panguipulli, turismo todo el año

Son 7 los lagos que dan origen a este destino turístico del Sur de Chile. Sietelagos Panguipulli es un territorio cuya riqueza y belleza se debe a la gran presencia y variedad de recursos naturales. Quienes aquí viven y sus visitantes pueden descubrir cada día un mundo de naturaleza y aventura en glaciares, volcanes, bosques, lagos y ríos, todo esto acompañado de la calidez de su gente, su gastronomía y hospitalidad.

Sietelagos Panguipulli posee 6 destinos turísticos y que podrá descubrir en su próxima visita: Choshuenco, Neltume, Puerto Fuy, Coñaripe, Liquiñe y Panguipulli. En Sietelagos Panguipulli podrá disfrutar del turismo aventura, termas, sol y playas, turismo comunitario, gastronomía y productos locales, pesca recreativa, turismo rural, parques nacionales y  circuitos binacionales.

Sietelagos Panguipulli te invita a vivir la naturaleza intensamente

Ven a Sietelagos Panguipulli  ¡turismo todo el año!

  • Fotografías
  • Trekking
  • Gastronomía
  • Centros de Información

“¿Cómo Llegar?”

Para llegar a Sietelagos Panguipulli y sus destinos tienes diversas rutas nacionales e internacionales para descubrir y comenzar a vivir la experiencia con contacto con la naturaleza, aventura y relajación…

Quiero ir